Quédate, bailaremos despacio…
Llévame al lugar donde quieras huir, no te voy a soltar.

Yo también lloré, estuve rota y dejé de creer. Ahora es momento de volver a querer.

Por ti, por mi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.